El pádel , como cualquier deporte, aporta muchos beneficios para la salud . En el caso del pádel, no solo mejoramos nuestra condición física y quemamos calorías, lo que nos ayuda a ponernos en forma, sino que también mejoramos nuestra coordinación de movimientos, nuestra agilidad y nuestros reflejos mientras tonificamos nuestro cuerpo. Al ser un deporte fundamentalmente aeróbico, el pádel ayuda a mejorar nuestro sistema cardiovascular y a prevenir posibles enfermedades del corazón.

Además, las lesiones son menos frecuentes que en muchos otros deportes, ya que ejercita todo el cuerpo y los movimientos están bastante controlados, pero en ocasiones puede provocar lesiones por mala postura. Por tanto, es importante, como en todos los deportes, calentar antes de salir para estar preparados para el esfuerzo y estirar cuando acabemos el juego de pádel.

Aunque tiene el mismo sistema de puntuación que el tenis y son bastante similares, el pádel se juega en una pista más pequeña (10x20m) que requiere más movimientos de agilidad y reflejos para golpear la pelota a tiempo, y se juega con palas de pádel en lugar de raquetas tradicionales. .

El juego de pádel se basa en movimientos cortos de piernas en todas direcciones, coordinación y uso de ambos brazos para golpear correctamente la pelota y se caracteriza además por precargar la siguiente jugada para que, además de un adecuado desarrollo de nuestra psicomotricidad, también requiera un ágil y mente despierta.

Una de las principales razones que llevaron al éxito del pádel es que es realmente fácil de jugar y no es un deporte que requiera alcanzar un alto nivel de técnica para disfrutarlo, pero con unas pocas sesiones puedes tener un nivel medio y disfrutar al máximo. el juego.

Además, otra de sus principales ventajas es que el pádel es un deporte que puedes practicar prácticamente a cualquier edad sin asumir demasiado agotamiento físico. Desde niños que se inician en el colegio hasta personas mayores que quieran practicar deporte al aire libre de forma activa sin sufrir excesos físicos.

Pero además de que el pádel es muy beneficioso para nuestra salud física , también es bueno para nuestra salud mental. Es uno de los deportes más sociales del momento porque se suele jugar por parejas y normalmente podemos conocer gente nueva con intereses similares y compartir experiencias con ellos. Para muchos, lo más importante es que el pádel es un deporte divertido que motiva y nos ayuda a sentirnos mejor, despejar la cabeza, concentrarnos en el juego durante ese tiempo y olvidar los problemas y tensiones del día a día, eliminando el estrés y la ansiedad acumulada.